03 junio 2018
Los cinófilos y seriófilos no podemos dejar pasar una oportunidad ni aunque haga bien tiempo y el otro día, tras nuestras actividades bajo el sol (playa, paseo helado) decidimos que era una buena idea terminar nuestro día con palomitas y pantalla gigante y sabíamos que Deadpool 2 ya se había estrenado.

A ambos nos había gustado la primera, así que era muy buena idea pensar en ver la segunda, y más después de haber visto los trailer que prometían buena diversión.



Y efectivamente, no defraudó nadita. Muchísimas risas, irreverencias y lo justito de superheroes. Sigue siendo una película no recomendada a menores y es que es casi tan bestia como la anterior.

A mí me ha gustado bastante más esta que la anterior ya que las bromas, chistes... están menos forzadas que en la versión anterior y mucho mejor hiladas.

Si hasta su traducción es buenísima y es que su traductor/es han hecho un gran trabajo trasladando a nuestra cultura muchos de los chistes y guiños. Hasta Belén Esteban se ha dado cuenta (lástima que no sepa que no tiene que felicitar al bueno de Ryan Reinolds, sino a quien haya traducido nuestra versión, pero bueno, eso es un tema para otro día).

Y como no todo va a ser bonito, que luego os acostumbráis y no es plan, voy a ponerle un par de pegas. Algunas escenas están hechas sólo para el trailer y para llamar la atención, y luego no aparecen en la película. Además, el cameo de nuestro Stan Lee no es en carne y hueso... y para encontrarle (al menos yo), hay que ir a buscarle a Google, y es que no me había fijado que sale su cara en un cartel, en un momento determinado de fondo (y yo quería su cameo como siempre)

Rarezas y quisquillosidades a parte, si tenéis un ratito y ganas de reir, os invito a ver esta pedazo peli.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SGRI

YouTube

Páginas vistas en total

Seguidores

Google+ Followers